La historia de mi vida
Mas terminada que nunca

Capitulo 17

Capitulo 17

 Bai bai Hombre de Verdad

 

¡¡Tengo que hacerlo, tengo que matar a Bill!! ¡¡¡Panquequeeeeeeeees!!!”

 

Esas fueron las ultimas palabras de un gran hombre de verdad.

 

El Hombre de Verdad no lo sabia, pero al pronunciar esa ultma palabra se activo una alarma en el cerebro de una persona muy especial, el vendedor de panqueques Pepe.

 

(Musica de recuerdos)

 

Pepe, lo siento mucho pero debo marcharme, y no podremos volver a vernos porque eres feo y hueles mal, pero sin embargo, si algun dia necesito tu ayuda espero que vengas en mi busqueda, y para que sepas cuando necesito tu ayuda, gritare la palabra PANQUEQUES para que la escuches, como si fuera un codigo. Ya se que trabajas vendiendo panqueques y que esa palabra la oyes cada cinco minutos asi que me he encargado de todo para que seas despedido de la manera mas humillante posible y de que no vuelvas a encontrar trabajo, tambien se lo he dicho a tu mujer e hijos para que te abandonen por incompetente, asi no tendras porque preocuparte por ellos cuando tengas que viajar alrededor del mundo a salvarme.”

 

(Fin de musica de recuerdos)

 

Ahora Pepe se disponia a viajar hasta lo que queda del Himalaya, donde se encontraba su mayor amigo a punto de morir, pero mi mujer me ha abandonado y mi perro a muerto, asi que prefiero vivir de lo que me da el gobierno por tocarme los (atencion, voy a decir una palabrota, si eres menor de edad o muy fisno mejor que apartes la mirada durante la siguiente palabra) cojones. Como comprendereis, si el Hombre de Verdad sigue vivo tendre que seguir trabajando, y vosotros (al igual que yo) no quereis que trabaje, por lo tanto, ¿no os importara que mate a Pepe el vendedor de Panqueques verdad?

 

Mientras, en El Otro Lado del Planeta (un pueblecito muy pequeño a la orilla del Himalaya).

 

Pepe se despertó contento, por fin podria volver a ver a su gran amigo, El Hombre de Verdad. Asi que levanto de su “cama”, que en realidad era un pedazo de carton de dos metros cuadrados que compartia con ocho chinos, y se puso en marcha hacia la guarida secreta de Bill (ahora apodada El Gran Cañon 2: Mas cañón que nunca).

 

Sin duda, una pena que en cuanto salio de su pedazo de carton le cayera un rayo y....¡¡OUCH!!...lo esquivara sin dificultad alguna (según leo en su curriculum participó en la disciplina olimpica de esquivamientos de rayo). Pero el señor Rayo (es como se llamaba el hombre que le alquiló el pedazo de carton por 6,000 € al mes) siguio intentandolo, y como Pepe vio que no podia quitarselo de encima decidio hacer lo que llevaba años esperando. Pepe preparó el mejor panqueque mas grasiento y cargado que jamas habia preparado en su vida, era una receta prohibida que solo la sabian los panquequeros con mas experiencia y años de practica, una vez hubo terminado el panqueque se lo ofrecio al señor Rayo, quien acepto de buen gusto, a los dos mordiscos el señor Rayo rebento (literalmente hablando) destruyendo todo El Otro Lado del Planeta. Por es era una receta prohibida, tenia tal cantidad de calorias que seria capaz de volar por los aires la estatua de la Lbertad (de hecho, ya lo hizo varias veces sin que nos dieramos cuenta).

¡¡¡Continuará!!!

No por mucho tiempo ¡¡¡Muahahahahahha!!!

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje: